Glaucoma

En el interior del ojo existe un líquido transparente llamado humor acuoso cuya función es mantener la vitalidad de las células, se produce de manera constante y se elimina por canales de drenaje, cuando estos canales presentan alguna deficiencia se produce sobrecarga del líquido que aumenta la presión intraocular la cual puede llevar al daño del nervio óptico y con esto la pérdida gradual e irreversible de la visión. (Imagen visión normal). ¿Qué es el Glaucoma? El glaucoma es una enfermedad ocular que no suele presentar síntomas hasta que se produce daño visual permanente, no tiene cura y la visión perdida no puede recuperarse por tal motivo el diagnóstico y el tratamiento tempranos son las clave para preservar las visión. Algunos de los factores de riesgo son: • Hipertenso • Ser Diabético • Presión Intraocular elevada • De raza negra o latina • Haber utilizado o estar en tratamiento con esteroides • Ser miope • Tener antecedentes familiares de glaucoma o ceguera progresiva sin motivo aparente ¿Cómo se establece el diagnostico? Para el diagnóstico se requiere la toma de la presión intraocular y una exploración detallada del nervio óptico por un oftalmólogo en busca de datos de sospecha, además existen estudios de alta tecnología para el diagnóstico temprano y seguimiento de esta enfermedad como son tomografía de nervio óptico, campimetría, paquimetría entre otros. ¿En qué consiste el tratamiento? El tratamiento más común para el control del glaucoma es la medicación con gotas y es de por vida, en algunos casos estará indicada la cirugía para conservar la visión. ¿Con que frecuencia se presenta esta enfermedad? El glaucoma es la primera causa de ceguera irreversible a nivel mundial, existen aproximadamente 3 millones de mexicanos diagnosticados de los cuales solo el 50% se apega al tratamiento, actualmente permanecen sin diagnosticar cerca de 2 millones y otros tantos están en riesgo de padecerlo.