Catarata

El ojo normal tiene una estructura en su interior llamada cristalino, este funciona como un lente para enfocar los objetos en la retina tanto para cerca como para lejos, durante la vida dicho lente (cristalino) presenta opacificación, lo cual crea visión borrosa lejana y cercana. ¿Quiénes son los pacientes que más frecuentemente presentan cataratas? Las cataratas pueden estar presentes desde el nacimiento pero frecuentemente afectan a personas mayores de 60 años, principalmente si han sufrido golpes en los ojo, padecen diabetes o si han utilizado tratamientos con esteroides (cortisona) por largos periodos ya sea sistémico (tomado o inyectado) o típico (aplicado en gotas o ungüentos). La catarata es una de las primeras causas de ceguera reversible a nivel mundial. ¿Cuáles son los síntomas más frecuentes? Principalmente se presenta visión borrosa o deslumbramiento importante con las luces de los carros o con la luz solar directa. ¿En qué consiste el tratamiento? Aunque la ciencia se encuentra muy avanzada todavía no se han desarrollado vacunas o medicamentos para la prevención ni tratamiento de las cataratas, la mejor opción en la mayoría de los casos consiste en realizar una cirugía para deshacer la catarata con un equipo especial que emite ultrasonido (facoemulsificador) posteriormente se implanta un lente intraocular que sustituye al lente natural que se opacifico. ¿Cómo es la cirugía y cuáles son los riesgos? (facoemulsificacion) La cirugía se realiza con anestesia típica (gotas), dura aproximadamente 20 minutos, es a través de dos incisiones muy pequeñas (2.8 mm y 1 mm) por donde se extrae la catarata, enseguida se inserta el lente intraocular antes mencionado, en la mayoría de los casos no se requieren suturas ni la utilización de parche y la recuperación sería menor a una semana. Los riesgos que conlleva son muchos menores que el beneficio que se obtendrá siempre y cuando el paciente sea bien seleccionado y no tenga alguna enfermedad grave del fondo de ojo que además interfiera con la visión..